miércoles, 29 de septiembre de 2010

boicotean productos israelíes por el móvil

Dos blogueros lanzan una herramienta que señala los productos que provienen de los asentamientos en Palestina para evitar su compra. «Buy No Evil» es una nueva aplicación gratuita para Android desarrollada en Israel que ayuda a saber qué productos provienen de los asentamientos israelíes en la zona palestina conocida como West Bank

De modo que sus usuarios puedan evitar su compra y boicotearlos. La aplicación ha sido desarrollada por dos blogueros israelíes junto con el proyecto de código abierto Activismos, que tiene como lema “El activismo en de código abierto”.

Aunque en la sociedad actual el resultados de los boicots a productos comerciales ha dado resultados muy desiguales, en muchas ocasiones negativos, «Buy No Evil» tiene grandes opciones de lograr su objetivo. La razón es que está muy centrado en los oficios de los asentamientos que un alto porcentaje de israelíes consideran ilegítimos y contraproducentes. Los asentamientos israelíes en los territorios palestinos producen unos 290 millones dólares en agricultura cuya vulnerabilidad podría quedar al descubierto con esta campaña.


Itamar Sha’altiel, inventor de la aplicación, ha declarado para el diario israelí Ha’aretz que, en realidad, el software sirve para cargar cualquier tipo de lista de productos. Es decir, más allá de su uso político, esta app puede ser aprovechada por consumidores celíacos para configurar su cesta de la compra de productos sin gluten o por vegetarianos para determinar qué entra o no en su carro de la compra.


Posible censura


El hecho de que la primera lista de productos esté enfocada al boicot se debe al fin de la congelación de la construcción de nuevas edificaciones en esa zona de Palestina. Ha sido creada por una organización pro derechos humanos israelí.


Los desarrolladores de la aplicación se esperan ahora una represión política. Según +972, el Knesset está estudiando implantar una nueva norma que ilegalice cualquier intento de boicot sobre los productos de los asentamientos. El objetivo no sería directamente acusar a los consumidores, sino a los incitadores. Además, funcionaría de carácter retroactivo. Por eso, Sha’atiel cree que su aplicación será censurada y ellos mismos acabarán siendo condenados por el Estado de Israel.

fuente: palestinalibre.org

1 comentario:

  1. Pues seria una prueba más del fascismo sionista, el condenar a los autores de esta iniciativa,...yo vería muy bien que se aplicara en España, ya que todos los operadores de telefonia movil e internet tienen que ver con Israel, (Telefonica, Vodafone, Orange...) pues al menos se pudieran utilizar para hacer boicot a todos los demás productos israelies a traves del movil...
    Saludos

    ResponderEliminar