jueves, 8 de octubre de 2009

Volvo suministra autobuses para el transporte de colonos en los territorios ocupados


A raíz de informes publicados por The Electronic Intifada sobre el uso de equipos de Volvo en la demolición de casas palestinas en 2007, el Grupo Volvo indicó que no aprueba el uso de sus equipos para tales fines.

Volvo afirmó que su codigo de conducta condena el comportamientno no ético. A pesar de estas declaraciones, The Electronic Intifada ha encontrado que a través de su filial Volvo Buses, el Grupo Volvo ofrece autobuses blindados para el transporte de los colonos israelíes por los territorios palestinos ocupados.

Volvo Buses es co-propietaria de Merkavim Ltd, una compañia isralí de tecnología de transporte. Otra accionistas de la compañia es Mayers Cars and Trucks, el representante israeli en exclusiva del Grupo Volvo.

Whoprofits informo recientemente que Merkavim Ltd fabrica una versión blindada de autobuses Volvo para la compañia de transporte publico israeli Egged que une diversas colonias ilegales en la cisjordania ocupada.

Construido en un chasis de Volvo, las partes del Mars Defence (así llaman al autobús), frente, techo y suelo están protegidas con paneles de acero blindado y está equipado con cristal blindado a prueba de balas y explosiones, así como neumaticos "run-flat". Según la compañía, estas medidas de seguridad permiten al autobus resistir granadas, coches bomba e impactos de bala.

Merkavim anunció con orgullo en su sitio web que el Mars Defence ofrece protección y comodidad al viajar a través de zonas de guerra o de rutas susceptibles a los ataques terroristas. En un vídeo de promoción del autobús blindado se muestra de conducción a lo largo de muro de Israel en la Ribera Occidental y el cruce de los puestos de control.



En 2004, la opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia sobre el muro de Israel en la Ribera Occidental confirmó que los asentamientos violan el artículo 49 del Cuarto Convenio de Ginebra. El artículo 49 afirma explícitamente que la potencia ocupante no puede deportar o transferir partes de su propia población civil al territorio que ocupa. Los servicios que prestan los autobuses de la filial de Volvo facilitan el mantenimiento de los asentamientos ilegales en el territorio palestino ocupado.

En su Código de Conducta, el Grupo Volvo se compromete a apoyar y respetar la protección de los derechos humanos. Sin embargo, con la venta de estos autobuses a Egged y el uso que esta les da la empresa Volvo viola su propio Código de Conducta.

Con el aumento de las llamadas al boicot y desinversión de las empresas que apoyan la ocupación de Israel. El Grupo Volvo puede esperar que los activistas de todo el mundo presionen a los inversores para que desinviertan en esta compañia y se pongan en contacto con las compañias publicas de transporte para que dejen de comprar autobuses Volvo.

Articulo traducido y resumido del original aparecido en The Electronic Intifada

No hay comentarios:

Publicar un comentario