lunes, 7 de marzo de 2011

Un artista sudafricano contrario al boicot, opta por protestar en Jerusalén

Ellie Armon-Azoulay
Haaretz

William Kentridge, que se encuentra en Israel para presentar una retrospectiva de su obra, critica la política israelí y visita el controvertido barrio de Jerusalén Este, Sheikh Jarrah.

El artista sudafricano William Kentridge ha llegado a Israel para una retrospectiva de su obra que se inauguró en el Museo de Israel en Jerusalén el pasado viernes. A pesar de que Kentridge, conocido por sus opiniones políticas, fue presionado por los partidarios de boicotear a Israel para que no viniera, decidió viajar y expresar su oposición a la política israelí asistiendo a la manifestación semanal en Sheik Jarrah en Jerusalén Este. También se reunió con el autor David Grossman.

Además utilizó una conferencia de prensa de ayer para condenar las acciones de Israel. Sin embargo, añadió, no cree que el boicot cultural sea la solución adecuada.

A pesar de ciertas características en común, afirmó Kentridge, no cree que la ocupación israelí del pueblo palestino deba compararse con el apartheid sudafricano. Sí es cierto que tanto el apartheid como la ocupación giran en torno a la misma pregunta clave: ¿Cuánto debemos confiarnos en el pasado para justificar nuestra existencia, y cuánto hay que olvidar para poder seguir adelante?

‘Orgulloso de la acogida de su exposición'

El director del Museo de Israel, James Snyder, dijo a los periodistas que el museo, que ha estado coleccionando obras de Kentridge desde finales de 1990, estaba "orgulloso" de ser anfitrión de una exposición importante. La exposición, una empresa conjunta entre el Museo de San Francisco de Arte Moderno y el Museo de Arte Norton, se exhibirá en otras cuatro ciudades antes de terminar en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Kentridge, nacido en Johannesburgo en 1954, saltó a la fama a finales de 1980 por una serie de obras muy críticas del régimen de apartheid de Sudáfrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario