sábado, 1 de mayo de 2010

¿Quién es Avigdor Lieberman?

Avigdor Lieberman nació en 1958 en Moldavia, ex - República Soviética, emigró a Israel a los 20 años, y se lo recuerda como un joven pendenciero que ya asomaba con su pensamiento racista. Militó por poco tiempo en el partido Kach – una organización extremista y racista judía encabezada por el rabino Meir Kahane- , Lieberman lo niega, pero la realidad confirma su paso por esa organización, lo que la alejó de ella es el laicismo o mejor dicho ateísmo de Lieberman, luego pasó por el Likud hasta que finalmente creó su propio partido Israel Beitenu (Israel es nuestra casa) conformada por inmigrantes de la ex -Rusia soviética.


Hoy es Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, lo que indica un paso más hacia el racismo extremo por parte del gobierno en manos de Biniamín Netaniahu. Algunas de las frases “célebres” de Lieberman son las siguientes: “Nuestros soldados están haciendo bien el trabajo en Gaza, pero la solución no es la invasión, la solución es la como la que EE.UU adoptó con Japón, en Hiroshima y Nagasaki”, en clarísima alusión a un bombardeo nuclear contra Gaza.


Lieberman propone como “solución final” transferir a todos los árabes-israelíes (a los que considera enemigos) a las zonas palestinas, e intercambiar territorios mayormente habitados por árabes en posesión de Israel hacia Palestina y territorios mayormente “habitado” por israelíes en Palestina hacia Israel, no hay duda que esto es una patraña más para seguir anexando territorio ya que se trata de lugares que se hallan en Cisjordania invadidos por colonos israelíes.


En otra de sus frases propone “ahogar a los palestinos en el Mar Muerto”. “Si fuera por mí, llamaría a la Autoridad Palestina para decirle que todos sus centros de negocio en Ramala serán bombardeados mañana a las diez”. “Cuando hay una contradicción entre valores democráticos y valores judíos, los valores judíos y sionistas son más importantes”.


En 1998, Lieberman pidió la inundación de Egipto a través de los bombardeos de la presa de Assuan, en represalia por el apoyo de Egipto, Yasser Arafat. En 2001, como Ministro de Infraestructura Nacional, Lieberman propuso que la Ribera Occidental sea dividida en cuatro cantones, sin gobierno palestino central, y sin la posibilidad de que los palestinos transiten entre estos cantones. En 2002, el diario israelí Yedioth Ahronoth publicó una cita de Lieberman en una reunión de Gabinete, en la que dijo que se debe dar un ultimátum a los palestinos: "A las 8 de la mañana vamos a bombardear todos los centros comerciales, a la media noche sus estaciones de gasolina y a las dos ... vamos a bombardear sus bancos ... "


En mayo de 2004, Lieberman propuso un plan para la transferencia de territorio israelí con la población palestina a la Autoridad Palestina. A su vez, Israel anexaría los bloques de asentamientos de colonos judíos en Cisjordania. De aplicarse, el plan tendría como resultado la revocación de la ciudadanía de un tercio de los habitantes árabes de Israel. Una "prueba de lealtad" se aplicaría a aquellos que deseen quedarse. El plan de intercambio de territorio con la Autoridad Palestina es la revisión de las anteriores propuestas de Lieberman al traslado forzoso de los ciudadanos palestinos de Israel.


Lieberman dijo en abril de 2002 que "no hay nada anti-democrático en la transferencia". También en mayo de 2004, dijo que el 90% de los 1,2 millones de ciudadanos palestinos de Israel "tenía que encontrar una nueva entidad árabe" en la que vivir fuera de las fronteras de Israel. "Este no es el lugar de ellos. Ellos pueden tomar sus cosas e irse a pié ", dijo.


En mayo de 2006, Lieberman pidió que el asesinato de los miembros árabes del Knesset que se habían reunido con los miembros de Hamas de la Autoridad Palestina. Como final de este informe hay que agregar que este personaje siniestro vino a nuestro país para participar del recordatorio del atentado a la Amia. Es muy grave para la dirigencia sionista de nuestro país haber invitado a este funcionario que incluso en Europa es mal recibido.



Lieberman y Moratinos, tan amigos.


Incluso Sarkozy se negó a recibirlo
En su última visita a Francia, el presidente Nicolas Sarkozy se negó a recibirlo e instó al primer ministro de Israel a que deshiciera de Lieberman. Llegó a compararlo con el líder de la ultraderecha gala, Jean-Marie Le Pen. Sarkozy destacó que estaba dispuesto a recibir a cualquier alto gobernante israelí, pero no a Lieberman. Cuando visitó Berlín, en mayo de 2009, su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, lo citó en un restaurante, en vez de recibirlo en su despacho oficial. Para todos sus anfitriones, este político ultranacionalista y xenófobo se trata de un huésped incómodo, sin embargo, en su visita a España fue recibido con toda formalidad diplomática, Zapatero y Moratinos hicieron lo que no quiso hacer si quiera un ultra derechista como el actual presidente francés. Se sentaron en la mesa y compartieron reunión con un nazisionista de la peor calaña, un hombre que debería estar sentado en el banquillo de un Tribunal Internacional, y al que el mundo entero debería repudiar y apartar de cualquier tipo de escenario politico.

1 comentario:

  1. Pues ¿que más decir yasmin?, comparto plenamente tu opinión respecto a este NAZISIONISTA de la peor calaña, ó dicho más claramente de este TERRORISTA-GENOCIDA-CRIMINAL que ya debería estar Juzgado y Condenado por un Tribunal Internacional, en lugar de ser recibido con toda la formalidad del mundo en un País como España por un Gobierno Socialista como el de Zapatero.
    De verdad, nunca me cansaré de repetirlo, en situaciones como ésta, SIENTO VERDADERA VERGUENZA DE SER ESPAÑOLA...PREFERIRIA SER VASCA O MEJOR AUN CUBANA O PALESTINA DE HAMAS.
    Saludos

    ResponderEliminar