lunes, 23 de noviembre de 2009

Llamamiento del Comité Nacional de la campaña BDS a los países árabes para que boicoteen a las empresas Alstom y Veolia.


Llamamiento del Comité Nacional de la campaña BDS a los países árabes para que boicoteen a las empresas Alstom y Veolia.

El Comité Nacional de la campaña BDS (BCN) pide a los Estados árabes, especialmente al Reino de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos para excluir a Alstom y Veolia de todas las licitaciones públicas, incluida la red de ferrocarriles del Golfo mientras no se se retiren del proyecto del Tren Ligero de Jerusalén (JLR) y del resto de de proyectos israelíes que violen el derecho internacional.

Alstom y Veolia son los dos mayores accionistas del Grupo City Pass, empresa que gano la licitación presentada por el gobierno israelí en 2002 para construir el Tren Ligero de Jerusalén (JLR). El objetivo del JLR es consolidar de manera irreversible la judaización del Jerusalén a través de la interconexión de Jerusalén Oeste con las colonias más importantes construidas ilegalmente en territorio palestino ocupado, tanto en Jerusalén Este como en sus alrededores.

Además de apoyar la colonización ilegal israelí de tierras palestinas, el objetivo del JLR es fortalecer la política israelí de discriminación racial contra los palestinos e Jerusalén Este, infringiendo sus derechos y haciendo caso omiso de sus necesidades

La complicidad de Alstom y Veolia con el proyecto del JLR es una clara violación del derecho internacional y los principios fundamentales de los DDHH. Por este motivo, una amplia coalición internacional encabezada por el BCN ha puesto en marcha una campaña de boicot contra Alstom y Veolia que a logrado importantes victorias en Suecia, Reino Unido, Francia y Australia. Esta campaña llamada “hagamos descarrilar Veolia/Alstom a contribuido a la perdida de Veolia de millones de dólares en contratos obligándola a declarar su intención de retirarse del proyecto del JLR.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) junto con organizaciones francesas presento en 2006 una demanda en los tribunales franceses contra ambas empresas en conformidad con el derecho civil francés. A principios de Enero del 2008, el tribunal ordeno a las dos compañías la entrega de copias de sus contratos con el gobierno israelí para examinarlos y pronunciarse al respecto quedando a día de hoy pendiente de resolución.

A pesar de los logros importantes, ningún Estado árabe, especialmente del Golfo, tiene excluidos a Alstom y Veolia de las licitaciones de contratos públicos, incluido el contrato de gestión del proyecto ferroviario de Abu Shabi y la red ferroviaria del CCG que se espera cueste 25 millones de dólares. Además, a pesar de su complicidad en la colonización de Jerusalen, Alstom ha ganado recientemente una licitación por de 6.8 millones de dólares para construir un ferrocarril de alta velocidad que una La Meca con Medina.

En nombre de la sociedad civil palestina, en particular en la de la Jerusalén ocupada hacemos un llamamiento a todos los Estados, particularmente los árabes para excluir a Alstom y Veolia de todos los contratos y licitaciones hasta que se retire completamente del JLR y ponga fin a su complicidad en todos los proyectos israelíes que violen el derecho internacional y los derechos del pueblo palestino.

Fuente:Badil

No hay comentarios:

Publicar un comentario