jueves, 17 de septiembre de 2009

Academico israelí pide el boicot

En el mismo estado de Israel voces valientes se atreven a pedir el boicot económico contra su propio pais.
El pasado viernes 28 de agosto un prominente académico israelí en Los Angeles, pedía un boicot económico, cultural y político contra Israel.
El Dr. Neve Gordon, de la Universidad Ben-Gurion en Beer Sheva, calificó a Israel de “estado de apartheid” y dijo que un boicot era “la única forma de salvar a Israel de sí mismo.”
Gordon añadió: “El boicot debería comenzar con los productos producidos en los asentamientos y si esto no es efectivo, entonces debería extenderse a las compañías que apoyan a los asentamientos.”
Él añadió: “Un boicot gradual en lo que respecta al contenido y las circunstancias no llevará a la destrucción del estado, sino que lo fortalecerá porque animará a Israel a devolver los territorios ocupados y alcanzar un acuerdo de paz con los palestinos, lo que a su vez llevará a la normalización de relaciones con muchos países árabes que cambiarán su postura hacia a Israel en la arena internacional.”
Gordon, que es profesor en Ciencias Políticas, dijo que la expresión “estado de apartheid” era la forma más adecuada de describir a Israel hoy en día.
“Unos 3,5 millones de palestinos y medio millón de judíos viven en áreas ocupadas por Israel en 1967,” dijo Gordon “y, sin embargo, estos dos grupos están sujetos a sistemas legales completamente diferentes. Los palestinos carecen de un estado y de muchos de los derechos humanos más básicos. En agudo contraste, todos los judíos -ya vivan en los territorios ocupados o en Israel- son ciudadanos del Estado de Israel.”“No es algo fácil para mí, como ciudadano israelí, pedir que se suspenda la cooperación con Israel,” añadió. “Las palabras y las condenas de la Administración Obama y de la Unión Europea no han dado resultado ni han llevado siquiera a una congelación de los asentamientos y mucho menos a una decisión de retirarse de los territorios ocupados.”
Gordon se convirtió en foco de atención en 2002, durante el asalto de Israel contra el complejo de la Autoridad Palestina en Ramallah, ya que fue uno de los israelíes que permanecieron al lado de Yasser Arafat. En 2003, él criticó públicamente al general de brigada de Paracaidistas Aviv Kochavi por su actuación.
Tras la publicación del artículo, el consul general de Israel en Los Angeles, Yaakov (Yaki) Dayan, envió una carta a la presidenta de la Universidad Ben Gurion, Profesora Rivka Carmi, en la que afirmaba que tales declaraciones podían ir en detrimento de la Universidad.
“Desde que el artículo ha sido publicado, he sido contactado por personas que se preocupan por Israel; algunas de ellas son benefactoras de la universidad,” escribió Dayan. “han llegado a amenazar con retirar sus donaciones a su institución. Mis intentos de explicar que una manzana podrida no debería afectar a centenares de investigadores han resultado inútiles.”
Extraído de Al-Manar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario