miércoles, 16 de junio de 2010

Otro éxito del boicot a Israel. Abacus Cooperativa retira el Rummikub de sus tiendas

Desde los últimos ataques del ejército israelí a la “Flotilla de la libertad” este pasado 31 de mayo de 2010, la campaña internacional BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el Estado de Israel), inspirada con la campaña de boicot al régimen de apartheid sudafricano, se ha fortalecido con la indignación popular ante la impunidad con que el Estado sionista vulnera sistemáticamente los derechos humanos, sobretodo los de la población palestina.

En este contexto hemos recibido la información de que Abacus (cadena de tiendas especializadas en librería, papelería y juguetería, con 34 establecimientos en los Països Catalans) ha decidido retirar de sus tiendas el juego de mesa Rummikub, propiedad de la empresa israelí Lemada Light Industries Ltd.

Esta decisión no nace de un apoyo espontáneo a la campaña de boicot a Israel. Durante el otoño-invierno del año 2008-2009 se puso en marcha una campaña de denuncia a Abacus des de colectivos de solidaridad con Palestina en detectarse que en sus establecimientos se vendían unos juguetes fabricados en Israel. Después de informar a la empresa sobre la existencia de la campaña de Boicot a Israel y de haber hecho concentraciones de denuncia delante de sus establecimientos a diferentes ciudades de Catalunya, en el momento en que el ejército israelí empezó a bombardear la Franja de Gaza en la operación “Plomo fundido”, que causó más de 1.400 víctimas palestinas, Abacus decidió retirar de la venta estos juguetes sin hacer públicos los motivos.

Des de Boicot Preventiu y la Plataforma Aturem la Guerra valoramos muy positivamente esta actitud de Abacus. Entendemos que este paso es fruto de la capacidad de incidencia de la sociedad concienciada que se moviliza, en este caso, con la solidaridad con Palestina, haciendo suyo el llamado de más de 170 organizaciones sociales palestinas al boicot al Estado de Israel hasta que este cumpla la legislación internacional y deje de vulnerar los derechos humanos.

Boicot a Israel, boicot a Rummikub

El boicot al juego de mesa Rummikub responde a la campaña BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones al Estado de Israel). El motivo del boicot es que la empresa propietaria y fabricante del juego es israelí. Y el mensaje es claro: mientras el Estado de Israel continúe vulnerando sistemáticamente los derechos humanos con la impunidad que le atorga la inacción de los organismos internacionales, será la sociedad internacional quien a través del boicot a su comercio y a sus instituciones académicas, culturales y deportivas, presionará para el fin de la impunidad y para el fin de la vulneración de los derechos humanos.

El Rummikub es un juego de mesa basado en la combinación de números. Es el juego más exportado de Israel. Se producen unos 3 millones al año, la mayoría para la exportación, se vende a más de 54 países en el mundo y se hacen versiones en 26 idiomas.

La empresa que hace el proceso de producción del juego es la israelí Lemada Light Industries Ltd, propiedad de la familia Hertzano. La fábrica está situada a Arad, Estado de Israel, a 25 km del mar Muerto, al desierto del Negev. La sede y las oficinas principales se encuentran en Moshav Magshimim, cerca del aeropuerto internacional israelí Ben Gurion.

Al Estado israelí el juego se vende bajo la marca Kod Kod. Al Estado español, con el nombre de Rummikub, lo distribuye la compañía estadounidense Hasbro, la segunda empresa de juguetes más importante del mundo.

Des de Boicot Preventiu y la Plataforma Aturem la Guerra, entidades que apoyan la campaña BDS en Catalunya, pedimos que se promueva el boicot a Israel como medida de presión ante este Estado. Y especialmente, pedimos el boicot al juego de mesa Rummikub. Pedimos a quien pueda que mande peticiones de boicot a Rummikub a la empresa distribuidora Hasbro (e-mail: consumidor@hasbro.es, tel. 900-180377), así como a aquellos establecimientos donde se venda.

Plataforma Aturem la Guerra Boicot Preventiu

No hay comentarios:

Publicar un comentario